Recomendaciones durante esta cuarentena

78

descargaQueridas familias:

La inestabilidad provocada por esta crisis sanitaria implica necesariamente cambios en las rutinas de la vida familiar, escolar y social junto a la necesidad de adaptarnos a nuevas experiencias cotidianas. Como familia y escuela nos vamos reorganizando día a día, con aciertos y dificultades. Esto puede generar en nosotros diversas emociones y sentimientos, de intensidades muy variadas. Atravesar este momento para los niños será, con mayor razón, un gran desafío emocional y cognitivo debido a la inmadurez propia del momento evolutivo en que se encuentran. Por ello, ante las inquietudes de algunas familias preocupadas por cómo acompañar desde el hogar las propuestas pedagógicas del jardín, compartimos algunas reflexiones y sugerencias que permitan transitar este tiempo de la manera más saludable posible.

¿Mi hijo debería aceptar con agrado cada actividad que envía la seño?

Los niños no son ajenos a la situación de crisis sanitaria que atraviesa el mundo, y el impacto que en las familias esto produce. Ellos, a diferencia de los adultos, no poseen aún todas aquellas “herramientas” cognitivas y emocionales que le permitan adaptarse rápidamente a esta nueva situación. Además de que pudieran aparecer conductas “regresivas” temporales (por ejemplo temor nocturno, berrinches, llanto inesperado, decaimiento, inquietud motriz), puede suceder que los niños, al tener un vínculo con sus docentes aún en construcción, y sumado a la distancia “física” que la situación obliga, se muestren desinteresados en resolver algunas actividades propuesta desde el jardín, inclusive rechacen mirar videos de sus docentes como protagonistas. Esto no debería ser motivo de preocupación. Quizás sea suficiente poner en palabras lo que está sucediendo mostrando comprensión y cercanía emocional. NO se esfuercen por convertirse en el docente de su hijo/a… Él/ella los necesitan como MAMÁ y PAPÁ. Será importante que la familia incluya en la cotidianidad del hogar algo de lo “escolar”, sin sobreexigencias ni generando malestar en el vínculo.

¿Cómo sigo “conectando” a mi hijo con el jardín?

En el diálogo cotidiano pueden proponer mirar fotos de sus compañeros, de sus seños, cantar canciones del jardín, rezar. También incorporar rutinas propias de la vida en la sala: poner el vaso y el plato para merendar, lavarse las manos antes, juntar la basura, acomodar el cuarto, guardar los juguetes, usar en algún momento la remera del jardin, hablar sobre el lugar del patio preferido, participar de la videollamadas semanal con seños y compañeros. Puede ser muy valiosos para los niños contar nuestras propias experiencias escolares cuando teníamos la edad de ellos.

¿Por qué es importante establecer rutinas en el hogar?

Es conveniente establecer rutinas que funcionen como organizadores en este nuevo escenario pero con cierta flexibilidad, teniendo en cuenta las características de cada familia y cada niño. Sostener los horarios de comida, del baño, de descanso, de juego puede ser ordenador para los niños ya que dejar estos hábitos librados a la espontaneidad y a la “desorganización” propia de esta nueva situación puede provocar mayor inseguridad e incertidumbre.

¿Cuál es el momento ideal para ofrecer las actividades del jardín?

Desde la implementación del aislamiento social preventivo y obligatorio, muchos padres y madres han tenido que trasladar sus responsabilidades laborales al hogar lo cual obliga a tener que duplicar los esfuerzos por mantener el equilibrio entre la organización de la vida familiar y el trabajo. Para acompañar los aprendizajes de su hijo/a, será necesario que los adultos asuman las propuestas pedagógicas brindadas por los docentes como instancias valiosas de crecimiento y aprendizaje. Pero no siempre será posible. Para encontrar el momento adecuado intenten responderse con estas preguntas: ¿quién tiene hoy mayor disponibilidad para acompañar en la actividad, papá o mamá?, ¿cuál es el momento del día que disfrutaré de jugar con mi hijo?, ¿en qué momento observo a mi hijo con mayor disponibilidad atencional y emocional para hacer una actividad pautada? Si no se realiza hoy, no hay problema, quizás mañana sea el momento adecuado.

¿Puede afectarle a mi hijo no tener relación con el entorno social habitual?

Es esperable que los papás y mamás estén preocupados respecto al desarrollo y aprendizaje de sus hijos en un contexto de aislamiento, debido a que los procesos de socialización se encuentran limitados a la vinculación con miembros de la propia familia. Por favor… no alarmarse!! La familia es el grupo privilegiado para poner “en práctica” las primeras experiencias de socialización. Nadie mejor que ustedes para favorecer el ingreso al mundo “con otros”. En este sentido es muy importante recordar y transmitir a los niños la noción de TRANSITORIEDAD. En algún momento, volveremos al jardín, a visitar los abuelos, a pasear en la plaza…

¿Mi hijo aprenderá igual que los otros niños?

En muchas ocasiones los adultos contamos con el intercambio diario con las docentes de sala para reconocer avances en el proceso de desarrollo de los niños. El distanciamiento social que implica estar alejados de la cotidianidad del jardín puede generar dudas e inquietudes en los papás respecto al aprendizaje en esta etapa del desarrollo. Aquí es fundamental reconocer y respetar la singularidad de cada niño/a, valorando sus logros, evitando las “comparaciones” con hermanos u otros niños de la misma edad ya que cada niño/a necesita construir su propio aprendizaje, con tiempos y modos singulares. Todas las actividades que planifican los docentes para los niños que hoy deben permanecer en el hogar, tienen un sentido pedagógico. De todos modos, habrá familias que puedan acompañar la realización de las mismas de manera muy cercana y otras que tendrán mayores dificultades para poder hacerlo. Acompañen lo POSIBLE… Si la tarea demanda presencia que no podemos sostener hoy, habrá muchas tareas domésticas en las que pueden colaborar los/as niños/as que brindan oportunidades de aprendizaje y crecimiento.

¿Es “obligatorio” hacer devoluciones a la docente respecto a la realización de las actividades?

Las devoluciones que envía cada familia respecto al desarrollo de las actividades (“grillas de registro de proceso”) son una guía de orientación pedagógica que le permite, al docente, ir planificando las propuestas de enseñanza. Por otro lado, son un insumo esperado para tener noticias de los niños y sus familias.
De todos modos, creemos importante aclarar que no queremos que esto se convierta en una exigencia más para los papás y mamás. Quizás unas breves líneas detallando cómo pudo ir resolviendo su hijo/a las actividades y cómo se están SINTIENDO en estos días, serán suficientes para mantenernos comunicados.

¿Es necesario que dediquemos algo de tiempo a realizar las actividades del jardín?

El planeamiento de la enseñanza en el nivel inicial tiene como objetivo fundamental favorecer el desarrollo de habilidades lingüísticas/comunicativas, motrices, cognitivas, sociales y de expresión en niños pequeños. En este sentido, sugerimos que hoy, desde casa, acompañen las propuestas de los/las docentes con sentido de oportunidad pudiendo “descubrir” la relación única de su hijo con el aprendizaje en la cotidianidad.

Intenten ser flexibles, no ser tan exigentes con ustedes mismos o con ellos. Acompañen, esperen, guíen… pero FUNDAMENTALMENTE diviértanse y aprendan con sus hijos/as!!

Esperando que encuentren la contención y cariño que desde el jardín intentamos transmitirles con estas líneas ante la “nueva y desafiante” tarea que hoy nos convoca, los saludamos afectuosamente.

Equipo directivo, docente y de orientación escolar
Nivel Inicial
Sala de 4 y 5